Como custodios de los activos monetarios de la empresa, los directores financieros son responsables de salvaguardar la empresa de las amenazas a su salud financiera, en particular de las que pueden surgir de procesos internos de la esfera de finanzas, p. ej.,

Cuentas por pagar y Tesorería. Según la investigación de mercado, el fraude en los pagos está en aumento. Por lo tanto, es fundamental que los directores financieros adopten estrategias eficaces para reducir el posible impacto en el balance y la confianza de los inversores.

Identificamos cinco estrategias que pueden ayudar a minimizar el riesgo de fraude:

  • Políticas y reglas de pago integrales y aplicables.
  • Procedimientos integrados de prevención y detección de fraudes.
  • Procesos de pago automatizados y digitalizados.
  • Flujo de pagos consolidado.
  • Capacitación obligatoria para empleados sobre detección y prevención de fraudes.