La caja sigue siendo clave, pero para la empresa conocer su valor y la liquidez prevista solo es posible si el tesorero sabe cuánto dinero hay disponible, dónde se encuentra y cuáles son los flujos a futuro.

¡Envíe el formulario para recibir el eBook!